Organización y planificación en la época del Coronavirus

Anna tiene 4 años, esta mañana se despertó e inmediatamente preguntó: «¿Qué hacemos?». Su padre respondió: «Lo que quieres, cariño, está en casa. Juega un poco mientras preparo el desayuno ». Sin embargo, después de un par de horas, Anna volvió a preguntar: «¿Pero qué vamos a hacer a continuación?» En ese momento mamá y papá decidieron que era hora de hacer un programa: días normales, marcados por compromisos privados y familiares, actividades y movimiento, como siempre. Esto se debe a que hacer orden tranquiliza y guía.

En un espacio y tiempo conocido, no es necesario estar en guardia, puedes dedicarte apasionada y profundamente a lo que estás haciendo, ya que estamos tranquilos con lo que sucederá. En estas semanas inesperadas en particular, sin embargo, es más necesario que nunca hacer pedidos para animar a los niños y a los padres también.

El programa del día

Junto con tu hijo, lleva una hoja grande de papel y enumera a la izquierda, en el orden que consideres más adecuado, todas las cosas que sabes que sucederán durante el día: desayuno, yoga, juegos de mesa, higiene personal, tareas, merienda, pintura, películas, almuerzo, cena, etc. Junto a cada cita dibujamos un reloj estilizado que indica la hora a la que debe realizarse cada una de estas actividades.

Esto también permitirá a los más pequeños comparar el reloj dibujado con el reloj real (el de casa) para ver si se corresponden, por lo que también una buena oportunidad para acercar a los niños a la orientación temporal y la lectura horaria; para ello, si tienes la posibilidad, será bueno realizar esta actividad cerca de un reloj de pared o un despertador.

TE PODRÍA INTERESAR  Haz que tu mamá te haga ser responsable » Todo lo que debes saber

Esta programación le permitirá a su hijo encontrar información de forma independiente sobre lo que sucede en ese momento y lo que sucederá a continuación.

El trabajo cambia

El tiempo prolongado que nos vemos obligados a vivir en estas semanas es una oportunidad de oro para frenar y apoyar el «lento progreso» de los niños. Involucrarlos en las actividades domésticas no será difícil y, sin prisas, también será fácil promover su autonomía en muchas actividades de cuidado personal y ambiental. Tomemos algunos ejemplos: regar las plantas, preparar y limpiar la mesa, tender la ropa, cargar la lavadora, quitar el polvo, doblar la ropa, cargar y descargar el lavavajillas, cocinar, etc.

También en este caso será necesario programar turnos de trabajo que puedan ser leídos fácilmente por niños grandes y pequeños. En este sentido, tome una hoja y encuadre los días de la semana. A la izquierda, enumere los miembros de la familia involucrados en el «juego» (¡solo los niños menores de 2 años estarán exentos!). Dé un símbolo, por ejemplo, formas geométricas, a cada tarea e ilustre la leyenda.

Ahora es el momento de darle a cada miembro de la familia un par de tareas al día, orquestando todo con empatía y astucia, es decir, teniendo en cuenta las necesidades, preferencias y dificultades de nuestros hijos.

Tiempo de los padres

Para aquellos que necesitan o tienen la oportunidad de hacer un trabajo inteligente desde casa, organizarse es muy importante, ya que el trabajo a menudo requiere tranquilidad e intimidad. Quienes tengan una habitación extra podrán aprovechar este espacio, pero dejando claro a los niños que «cuando mamá o papá estén adentro no deben ser molestados porque necesitan concentrarse».

TE PODRÍA INTERESAR  La escuela no es una competencia, es una meta de desarrollo de aprendizaje

Si, por el contrario, no hay espacio extra, se puede pensar al revés: durante el tiempo necesario para el trabajo, el otro padre puede hacer compañía al niño en los demás espacios de la casa; este «aislamiento» es necesario, porque si el niño ve al padre en el trabajo, en poco tiempo seguramente querrá interactuar con él.

De todos modos es importante que se mantenga el orden, que no haya «descuentos» en turnos o cambios de programa no pactados. Si tales cambios son necesarios, ¡se necesita una comunicación oficial en reunión familiar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *